Un Pequeño Descuido De Su Madre Fue Suficiente Para Que La Vida De Este Pequeño Terminara De Una Manera Espantosa… Comparte Y Ayuda A Salvar Vidas Inocentes.

Nueve meses de nacido tenía el pequeño  que llego a un  trágico desenlace por el descuido de su madre, el niño sufrió una fuerte descarga de electricidad mediante un aparato de alimentación de batería que estaba conectado y al alcance de sus manos.

La madre del niño lo dejó libre mientras limpiaba la casa y lo perdió de vista por un momento, nunca imagino la desgracia que estaba a punto de suceder en tan corto lapso y las graves consecuencias que traería por añadidura. Un destino, una vida que iban a cambiar para siempre.

El raro y espantoso ruido que venía de la recamara donde se encontraba el menor rompió con la paz de la mujer transportándola de inmediato hacía los más dolorosos llantos al encontrarse en frente de tan cruel escena. El niño yacía sin vida, su rostro y su cuerpo entero lucían calcinados como estragos de la electricidad. Tanto fue la descarga que opacó esta luz que apenas se encendía.

La reacción de la indignada madre casi al borde de la locura fue buscar auxilio, contacto una ambulancia teniendo la más grande esperanza de que su pequeño hijo fuera salvado; pero mucho más intensa pena cuando los doctores le informaron que no se pudo hacer mucho, pues los signos de  vida habían desaparecido en el momento del accidente.

Por su parte el padre del niño al ponerse al tanto de lo sucedido, enloqueció y tildó de asesina a su esposa. Unas horas más tarde ella se encontraba entre rejas acusada de asesinato, ahí permanecerá hasta el dictamen definitivo, que al parecer será muy grave, pues el esposo estaba muy convencido ante su posición.

Esta es una de las tristes historias que como a esta familia, sucede a muchas familias alrededor del mundo, las debidas precauciones para evitar tales sucesos depende ya de nosotros mismo y del mutuo cuidado que se brinda en un hogar. Compartamos con los seres que amamos y cuidemos de esa forma la integridad y buen vivir de todos.

Comentarios