El insólito olor que pone a las mujeres agresivas en la cama

La sexualidad femenina ha sido objeto de investigación científica durante muchos años, y algunos de los temas más estudiados han sido los factores que determinan el impulso intimo de una mujer.

En tal sentido,  un estudio realizado por la Universidad del Estado de Florida y publicado en Evolution of Human Behavior, determinó que las mujeres son capaces de oler a su “competencia“: otras mujeres que estén ovulando.

James McNulty, uno de los científicos responsables de la investigación, comenta: “Cuando una mujer detecta que otras están en su momento más fértil del mes, segrega un pico de testosterona que bloquea la acción de la corteza prefrontal del cerebro sobre su control sexual”.

Este fenómeno tiene varias repercusiones en el comportamiento femenino:

olor 0021. Se tornan hostiles, incluso hacia sus amigas y familiares

El impulso de competencia que marca la testosterona es universal; los hombres somos competitivos por naturaleza pues prácticamente somos los avatares de esta hormona. Pero los efectos en las mujeres es distinto; no las hace “masculinas“, gracias al equilibrio con los estrógenos, pero las hace menos tolerantes e inclusive hostiles con cualquier mujer que esté a su alrededor.

2. Aumenta la probabilidad de tener sex0 casual

Aunque las mujeres prácticamente están codificadas evolutivamente para evitar el sex0 casual, este exceso de hormona masculina en su sangre crea un efecto similar al del alcohol.

Cuando una mujer huele a otras ovulando, aumenta su probabilidad de tener sex0 casual.

Es por ello que es más probable que tengan este tipo de encuentros después de asistir a un concierto o un club (en el cual también agregarán alcohol a la mezcla), pues de seguro habrán estado expuestas a el olor de decenas de otras mujeres ovulando.

3. Tienen 0rgasm0s más intensos

Si durante este coctel químico ella misma está ovulando, sus orgasmos serán más largos e intensos, principalmente por estar más desinhibida y agresiva s3xualmente.

Más aún, de acuerdo a los especialistas, la reacción provocada en las mujeres por el olor a fertilidad debería producir las dos respuestas básicas del ser humano: luchar o huir. Pero al igual que la proxémica de un animal que se encuentra acorralado, el factor “huida“ se suprime y sólo queda el ataque como respuesta.

Algunos científicos afirman que el ser humano, en el fondo, sigue siendo el mismo desde hace cientos de miles de años. ¿Qué opinas tú al respecto?

Comentarios