Las 5 claves del éxito de una empresa familiar

Algunos ejemplos: la pequeña joyería de los Tous es ahora una de las mayores firmas de joyería y moda de nuestro país; el taller textil de Amancio Ortega, que actualmente es propietario del imperio Inditex o las tiendas de ultramarinos de los padres de Juan Roig, actual presidente de los supermercados Mercadona. En la mayoría de casos, el éxito se debe a una fórmula que incluye grandes dosis de esfuerzo, pero también mucha visión estratégica y comercial. Y tú, ¿sabes cuáles son las cinco claves del éxito de una empresa familiar?

1. Predicar con el ejemplo

En las empresas familiares suelen ser los miembros de la familia los que se encargan de la gestión y el liderazgo de la organización. Sus actuaciones y gestos son examinados con lupa por el resto de empleados, así que es necesario que den ejemplo. Los que lideran la organización tienen que demostrar que la empresa es su prioridad: no llegar tarde, cumplir con las normas y demostrar el máximo respeto y profesionalidad para con los demás es básico para dar ejemplo a los empleados que no pertenecen al seno familiar.

2. Una visión compartida

Ocurre infinidad de veces: los padres quieren que sus hijos sigan en la empresa familiar, pero estos últimos sueñan con alejarse – cuanto más lejos mejor – para crecer profesionalmente, sentirse valorados y aprender cosas nuevas. Una de las grandes responsabilidades de las empresas familiares pasa por escuchar a todos los miembros que la componen, entender sus aspiraciones y necesidades y a la vez, casarlas con el futuro y objetivos de la empresa.

3. ¡Hola, nuevas generaciones!

Y hablando de futuro y aspiraciones. ¿Querrán las nuevas generaciones seguir trabajando y ponerse al mando de la empresa? Si los padres quieren que sus hijos sigan en la corporación y además estén a gusto, será necesario que aprendan a ceder responsabilidades. Muchos líderes llevan “haciéndolo todo” desde hace años, así que les cuesta delegar y dejar, en definitiva, a las generaciones venideras a cargo. Sólo confiando en ellos y abriendo el horizonte a nuevas visiones y fórmulas de gestión seremos capaces de ofrecer a nuestra empresa la oportunidad de seguir triunfando.

4. Consejos externos

Muchos responsables de empresas familiares coinciden en que uno de los mayores aciertos para la estrategia de su empresa fue la incorporación de expertos externos en sus consejos asesores. Contar con colaboradores de fuera de fuera del ámbito familiar puede ayudarnos muchísimo a la hora de tomar grandes decisiones, obtener contactos valiosos, analizar con objetividad el estado de la empresa y hasta mediar en los conflictos familiares.

5. Comunicación al poder

La comunicación es muy importante en todas las facetas de la vida, pero en la de los negocios familiares resulta imprescindible. Las familias que esconden secretos o que evitan hablar sobre los inconvenientes que inevitablemente van surgiendo por el camino, fracasan. Por este motivo, hay que escuchar a todos los miembros cuando dicen que tienen problemas, asumir responsabilidades, no buscar culpables e informar continuamente. Solo así conseguiremos no perder el rumbo de la empresa y que las relaciones familiares no se resientan.

Loading...

Comentarios